El divorcio

Seven 14 julio 2008 0

Divorcio

Cifras alarmantes en la escalada de divorcios, sociedades que se tornan llenas de personas separadas o divorciadas…nos preguntamos qué pasa con tanto divorcio? en algún momento de nuestras modernas vidas, perdimos el norte de lo que debe haber para que los matrimonios y las relaciones duren?  Ya el divorcio en algunas culturas parece ser algo de cada día, no se asombra nadie de ello, se asombra sí de ver a alguien a quien la situación familiar le dura.

Vamos siendo sinceros…si la relación no funciona, es más sano divorciarse que llevarse una vida de frustración solo por “cumplir” la cuota con la sociedad…con los hijos.  En este aspecto de los hijos, comprobado está clínicamente por los psicológos que el divorcio les afecta sí…pero a la larga son más problemáticos y desdichados aquellos que han crecido, dentro de un hogar que vive en común solo “por conveniencia”, “por apariencia” o “por comodidad”.

Si dos personas dejaron de sentir el amor que un día les unió, deben como todo mundo propugna por ahí…seguir con una relación que se torna falsa, solo por no dañar a los hijos? veamos…los niños no son tan ingenuos hoy ni lo eran hace 50 años, tarde o temprano se percatan del asunto…lo aceptan y se confunden, qué clase de valor sobre el amor le damos a los hijos que ven que sus padres, ya solo viven por vivir, y lo que es peor, viven en común pero…llevan una vida fuera de casa, cada quien por su lado. Vamos, éso si es un daño permanente a la sique y los valores de los hijos.


El adulterio, hiere y daña a la pareja, causa grandes destrozos emocionales, nadie puede mentir diciendo lo contrario. La bigamia, el abandono, la falta de amor, la indiferencia…todos son causales de divorcio totalmente justificado. Si la pareja ya no se ama, no hay marcha atrás sino renace de sus cenizas como el fenix la relación no vale ni un respiro.

Dicho éso se asume y se sigue adelante, la separación éso sí, debiera, y digo “debiera” porque la gente cuando se divorcia parece que se soltó otra guerra mundial…insultos, coacciones, amenazas, reproches, los hijos en medio de una batalla campal, las amistades sin saber a quien apoyar, la familia entera conmocionada.  Ridicula actitud, sino hay amor, seguir adelante y por el amor que hubo separarse con dignidad y armonía, no destruirse la vida y destruirsela a los hijos y demás.

Todos pueden en la medida que la sociedad y las buenas normas permiten, mantener una relación armoniosa, sobre todo por el bien de los hijos y de ellos mismos. Si lo ven así, aunque el divorcio es un fracaso, se siente, se vive como tal, no significa que no puedan ambos conyugues volver a comenzar, volver a trazarse la vida y mantener en buen recaudo al fruto de lo que una vez fue y ya no será.

Claro que estoy hablando en el plan de cuando toda reconciliación, recuperación  de amor y pasión ha fallado, porque vamos siendo totalmente sinceros cuando ya todo ha fallado no queda más que separarse, que ya como dicen por ahi “el amor es como la mayonesa una vez se corta, no sirve para más”, con ésto…el divorcio es la opción adecuada y sensata, pero un divorcio de dos adultos que deciden por si mismos, con base en la vida como se les plantea, y sobretodo como personas maduras y adultas que honran el sentimiento que una vez les unió, siendo civilizadas.

Propriedades medicinais da canela http://drogaria.pt rir é o melhor discurso de medicina