Y ahora, ¿cómo lo olvido?

blogerredas 16 noviembre 2010 4


El amor es algo maravilloso: es aquello que nos hace levantarnos a las mañanas, eso que nos hace sonreír todo el tiempo, querer estar lindas a casa instante, sentirnos más positivas y animadas a la hora de enfrentar los problemas; de hecho, también es eso que no hace gastar más dinero en teléfono o móvil(nuestros padres se ponen como locos al recibir la factura telefónica y ver en el resumen de cuenta un 90% de llamadas a la casa de “nuestro amor”).

Ahora bien, a veces eso que nos hizo sonreír se vuelve aquello que nos hace llorar, el querer estar lindas pasa a un segundo plano y sacamos los joggings rotos del placard para convertirlos en nuestro vestuario permanente, y volvemos a tener siempre crédito en el móvil. Todas esas señales sólo quieren decir una cosa: “nuestro amor” ha pasado a la historia.

Esto, aunque sea una realidad, comúnmente tarda mucho tiempo en convertirse en paginas amarillas en la historia de nuestras vidas. Es difícil dejar ir sentimientos tan profundos, y recuerdos hermosos en tan solo un instante.

Es por eso que hay algunos pasos, o tips, para comenzar a atravesar este proceso de una forma más meditada.

En primer lugar hay que entender que ese amor ya no forma parte de nuestras vidas, y que en este momento y lugar las cosas están planteadas de esta manera; por otro lado, algo que ayuda mucho es tener en cuenta el mal que esa persona nos hizo, dejar de verlo como “la persona de nuestras vidas” y dejar de idealizar cada una de sus acciones; además, hay que lograr no ver esa relación como una pérdida de tiempo, sino como una experiencia de vida.

Todas estas cosas, estos desengaños amorosos son pruebas que la vida nos pone para volvernos más fuertes, y para que, una vez que llegue el adecuado, podamos reconocer a nuestro “verdadero amor”.

Propriedades medicinais da canela http://drogaria.pt rir é o melhor discurso de medicina